volver al inicio

CAMPAÑAS SOLIDARIAS

que nacieron a raíz de la crisis y que contaron

con la participación de empresas B.

logo-tejido-fraternidad400x182.png

Tejido de Fraternidad

un plan colaborativo para entrelazar a la sociedad

La iniciativa busca apoyar el trabajo de mujeres tejedoras, artesanos y emprendedores locales de la IX Región, que se han visto afectadas por la pandemia y la crisis económica del país. Mediante un trabajo colaborativo y a través de un modelo solidario y sustentable que potencia la vinculación entre personas, reconoce la riqueza cultural de los pueblos originarios y promueve la comercialización de la textilería, entre otras diversas creaciones propias de su tradición e identidad.


El proyecto tiene su origen en la campaña Familias Entrelazadas, impulsada por la Fundación Tierra del Encuentro, la cual intencionó el entrelazamiento de familias, mediante la entrega de cajas de alimentos. En el marco de la iniciativa, durante el primer semestre de 2020, 220 mujeres artesanas de diferentes localidades y comunidades indígenas de la Araucanía y Tirúa (Biobío), tejieron cerca de 900 pequeños telares con los cuales se construyó una gran obra. Esta creación colaborativa será expuesta en el Pabellón de La Araucanía y luego continuará su recorrido hacia el Centro Cultural de la Moneda y otros lugares significativos de Chile y el exterior. 
La necesidad evolucionó, y derivó en Tejido de Fraternidad. Con la finalidad de fomentar el trabajo colaborativo de mujeres artesanas de La Araucanía, se implementó un innovador plan integral para potenciar el desarrollo social, visibilizar el valor cultural y canalizar la actividad económica de siete asociaciones de tejedoras mapuche, actualmente agrupadas en la Asociación “Newen Ngürekafe” (fuerza de tejedora).


Además de generar una estrategia conjunta con las asociaciones de mujeres mapuche, la iniciativa ha logrado importantes alianzas para acompañar a las tejedoras en la comercialización de productos como ponchos, pieceras, caminos de mesa y cojines, cuyo valor está en su diseño único y en el uso de técnicas ancestrales. Éstos ya se encuentran disponibles en www.tejidodefraternidad.com, grandes tiendas, diversos Marketplace del país y muy pronto en el extranjero. Para comercializar los productos se ha creado la empresa social 100%S (solidaria-sustentable-saludable), la cual considera que toda la rentabilidad lograda con las ventas, se reinvierta en la Región y retroalimente la cadena creativa y formativa de estas asociaciones.


“Cada uno de nosotros se puede convertir en una hebra y entre todos podemos tejer una nueva realidad. Un renovado tejido social, donde podamos volver a mirarnos y entrelazar nuestras vidas, reconociendo que, si una hebra se corta, todo el tejido es afectado”, relata Pedro Arellano, fundador y director de Tejido de Fraternidad, quien junto a Mares Sandor, decana de la Facultad de Arquitectura, Artes y Diseño de la U. Católica de Temuco, han liderado el proyecto.

Varias Empresas B fueron parte de esta causa: La Ventana Cine, quienes han estado a cargo de registrar todo el proceso, y Balloon Latam, quienes apoyaron activamente en la búsqueda de estas mujeres. También participaron Peralta Abogados, Mujeres del Pacífico, LD Constructora, Rupestre y Ecopura.