volver al inicio

 el propósito,

  nuestra Cruz del Sur  

historias de empresas b

red apis

Aceleramos tecnología para la inclusión y el bienestar de las personas

130.jpg

Promovemos y permitimos la inclusión de personas con discapacidad y de grupos vulnerables a contextos educativos, laborales y sociales a través de innovaciones tecnológicas.

 

Este tiempo de pandemia, ha sido un tiempo de mucho crecimiento y búsqueda de soluciones para apoyar a las personas que están en sus casas. Hemos desarrollado tecnología, abierto nuevos programas y hemos tenido la posibilidad de llegar a muchas más personas que antes. 

 

Desde Red Apis desarrollamos sistemas a nivel de software con un claro foco en la  inclusión. Uno de nuestros servicios es TransVoz, un Sistema de Transcripción de voz a texto, que le permite a estudiantes con discapacidad, de universidades, institutos y escuelas, acceder y poder participar en contextos expositivos al igual que sus pares, obteniendo la información en tiempo real de manera escrita, tal como si fuese un subtítulo.

 

Tenemos también un sistema de atención al público llamado Vi- Sor, pensado para apoyar a personas sordas y extranjeros que no hablan español, como personas haitianas. Lo que hacemos, es que acondicionamos cubículos de distintas oficinas con una pantalla en donde se conecta en tiempo real una intérprete de lengua de señas. Ha sido un éxito, lo hemos implementado en más de 1.000 oficinas en Chile,  ha generado muchos puestos de trabajo, hemos ganado premios y se ha vendido muy bien. En los últimos tres años hemos apoyado a más de 50 mil personas. 

 

Con el estallido social, bajó su usabilidad, en marzo se cerraron todas las oficinas y para nosotros fue un golpe muy duro. Las personas sordas quedaron aún más encerradas, estaban en sus casas y no podían llamar por teléfono a las instituciones. Entonces, se nos ocurrió habilitar el mismo sistema, pero de forma virtual o remota, entregando la posibilidad de hacer una video llamada con un intérprete online a través del sitio web de nuestros clientes.

 

Hoy lo tenemos implementado en diversas instituciones, Servicio Nacional de la Discapacidad,  Demre,  Movistar, Poder Judical, Chile Atiende, el portal de empleos talentoinclusivo.com y JUNJI y ha sido muy beneficioso para todas aquellas personas con discapacidad auditiva, les ha permitido volver a conectarse y ser comprendidos. El usuario se conecta primero con el intérprete y luego éste se contacta con el ejecutivo, a quien le explica que está con una persona sorda y que él hará de intérprete.

 

Desde hace un tiempo, nosotros dictamos cursos de lengua de señas en formato presencial. El año pasado logramos hacer más de 100, lo ofrecemos principalmente a empresas que reciben personas sordas. En enero de este año, junto a Sence, lanzamos la versión e - learning, entregamos 300 cupos gratuitos, ha sido un verdadero éxito, respondió muy bien al contexto en el que estábamos. Son 12 sesiones y va dirigido a distintas industrias, banca, retail, minería y educación. Hemos llegado a más de 1.000 personas que realizaron el curso, ha sido muy potente. 

 

En mayo-junio, luego de la experiencia que tuvimos con Vi-Sor, decidimos implementar el mismo sistema de contacto a través de videollamada, pero para personas oyentes que están en sus casas y quieren evitar salir, especialmente si se trata de una oficina con muchas personas. El plan es que las instituciones puedan atender a todo su público y a todos sus clientes con ejecutivos en línea. Muchos de ellos se han ido a sus casas y las oficinas están cerradas, pero entonces, ¿por qué no entregar la posibilidad de atender mediante videollamada y que las personas continúen trabajando en línea? Ya lo implementamos con Sence, mediante la plataforma donde se están entregando los bonos contrata y re contrata. Hoy día tienen a 30 ejecutivos en sus casas trabajando y realizando más de 200 atenciones diarias. 

 

Es un sistema precioso, la potencialidad que tiene es enorme. Estamos reemplazando la atención presencial por una atención en línea que es cara a cara y estamos permitiendo que personas que estaban en sus casas sin trabajar, lo vuelvan a hacer. Además, logramos rescatar los datos de atención, cuánta gente entró al sitio, llamó, cuánto esperaron y cuántos ejecutivos atendieron, entonces lo que logramos hacer es que nos acoplamos a la operación de atención en oficina. 

 

Este año, los premios Viva Schmidheiny lanzaron una versión especial sobre Impacto y Adaptación ante la Crisis. Postularon cerca de 700 empresas de Latinoamérica y una de las 3 que ganaron fuimos nosotros. Nos premiaron con 10 mil dólares, una parte la donamos y la otra la invertimos para desarrollar esta nueva tecnología.

 

Nuestros principales aprendizajes este año tienen que ver con la preocupación por quienes trabajan con nosotros, tenemos un tremendo equipo que decidimos cuidar, somos una familia. En marzo nos sentamos todos juntos y transparentamos lo que estábamos pensando hacer. Les dijimos que nadie se iría, que nos meteríamos la mano al bolsillo y nos la jugaríamos por ellos. Llevamos ocho años de vida, y hemos decidido priorizar a nuestros colaboradores, sobre todo después de la pandemia, hemos visto el compromiso y entrega por lo que hacemos, hemos remado todos juntos. Estamos pensando en un plan de beneficios, en medidas bien concretas para agradecerles y expresarles lo mucho que los valoramos.

 

Otro gran aprendizaje que rescato y que queremos seguir impulsando desde Red Apis, son las iniciativas colaborativas. Este año empezamos a trabajar con la Red de Equidad de Género, Diversidad e Inclusión (RED EG); con la OIM (Organización Internacional para Diversidad las Migraciones) en Chile; la Acción Social de la Red Alumni Promociona Chile y SocialAce, una red social que conecta a diversos actores sociales (Personas, Empresas, Instituciones gubernamentales, ONGs y Fundaciones), con el objetivo de impulsar proyectos ecológicos y sociales en el mundo. Promovemos el financiamiento, voluntariado y las redes de apoyo para proyectos de alto impacto eco-social.

 

Juntos, impulsamos el proyecto colaborativo Cuatro Vientos, que se tradujo en una campaña humanitaria para migrantes de Antofagasta, Coquimbo y Biobío, la cual busca generar mayores oportunidades de acceso al mercado laboral y atender sus necesidades inmediatas ante la crisis social, sanitaria y económica.

 

Así, mediante el desarrollo de la tecnología, con nuestro equipo consolidado y buscando nuevas alianzas, queremos continuar promoviendo la inclusión y el bienestar de las personas, independiente del contexto en el que nos encontremos.

Diego Villarroel, director de Red Apis.

¡Viva la interdependencia!

¿Quieres contactar a Sistema B o a los protagonistas de estas historias? 

volver al inicio