titulo_header.png
logoSB.jpg

volver al inicio

cruzdelsur.jpg

 el propósito,

  nuestra Cruz del Sur  

historias de empresas b

parque del recuerdo

Buscamos la forma de resignificar nuestro propósito

110.jpg

El propósito de Parque del Recuerdo es ser un lugar de encuentro espiritual para las familias y la comunidad.

 

Dada la naturaleza de nuestro negocio, en tiempos de pandemia, se nos presentó un tremendo desafío. Debíamos seguir operando sin perder la experiencia de los clientes, que es algo prioritario para nosotros. Tuvimos muchísimos más servicios que los habituales, por lo tanto, hubo que contratar a más personas y hacer diversas gestiones para coordinar en terreno temas de seguridad por protocolo sanitario. Hicimos una campaña de comunicación interna para resguardo de colaboradores y visitantes, con las medidas de precaución necesarias para evitar contagios,adherimos al protocolo COVID de la Cámara Chilena de la Construcción, mandamos a hacer afiches que se pusieron en los parques, en las oficinas y otros espacios. Hubo que capacitar al personal operario y, por supuesto, adaptarse al teletrabajo. La adaptación por parte de los trabajadores fue clave y, por lo mismo, fue reconocida y enaltecida a través de la campaña “Frente al desafío, más unidos que nunca”.

 

La contingencia cambió completamente los rituales de despedida, por lo tanto, sobre la marcha, creamos dos servicios que fueron muy bien evaluados por los clientes. Uno de ellos, fue poder transmitir las ceremonias de despedida vía streaming, para que los seres queridos pudieran estar, de alguna manera, presentes; otro fue la creación de un libro de condolencias virtual.

 

En fase 1, el Parque estaba abierto solamente para servicios y ventas. Luego, en fases 1 y 2, se pudieron agendar visitas. Implementamos un agendamiento virtual para dos personas, luego lo extendimos a cuatro. Si bien fue una medida que tuvo buena recepción, no fue fácil. Hay familias que estaban acostumbradas a ir todas las semanas a los parques y, con estos espacios cerrados, se puede complicar el duelo.

 

Hace ya tres años, tenemos un programa gratuito de apoyo al duelo, “Contigo en el Recuerdo”, el cual tiene varios pilares, uno de ellos es el Plan de Acompañamiento, que tiene su foco en la contención y ha sido el más relevante en este tiempo de pandemia. Hay una psicóloga en el Parque que brinda orientación psicológica a todos los clientes que lo requieran. En enero firmamos un convenio de colaboración con la Universidad Adolfo Ibáñez, para que todas aquellas personas que se atendieran y necesitaran atención terapéutica, tuviéramos donde poder derivarlas. Adicionalmente, estudiantes del Magíster de Psicología Clínica comenzaron a hacer sus prácticas, con lo cual aumentamos a 10 el número de psicólogos que apoyan el programa e incrementamos las horas de atención en más de un 800%. También estamos haciendo una investigación en conjunto sobre el duelo en pandemia.

 

En mayo, junio y julio, privilegiamos los llamados a todos los clientes que habían tenido fallecidos por COVID y, una vez que ya tuvimos ese barrido, llamamos a todos nuestros clientes para ofrecerles orientación psicológica gratuita y online. Hemos tenido una adherencia de casi el 30% del total de llamados. Muchas personas están viviendo este tiempo de manera muy sola y  tener la oportunidad de conversar con alguien que te pueda orientar, creemos que ha sido de gran ayuda. Lo hemos complementado con un trabajo muy  potente en redes sociales, donde entregamos tips, y en la página web de “Contigo en el Recuerdo”, publicamos dos artículos a la semana. Fue un programa que respondió muy bien al contexto y nos encontró bien preparados. Estamos muy actualizados en temas de duelo, siempre estamos haciendo investigación, además de la atención a dolientes.

 

Para nosotros, el tema de los colaboradores es muy importante. Con el fin de mantener en sus puestos de trabajo a las 1.603 personas que trabajan con nosotros, nos ajustamos en el presupuesto y logramos no acogernos a la Ley de Protección del Empleo. Desde la Gerencia de Personas hemos realizado alrededor de tres mil encuestas durante este tiempo, nos hemos preocupado de cada trabajador, saber cómo están conciliando trabajo - familia, cómo les ha resultado trabajar en casa, etc. Hay mucha preocupación por parte de la empresa en ese sentido. 

 

Parque del Recuerdo trabaja muy de cerca con sus comunidades. Tenemos mesas de trabajo en cada uno de los parques, conformadas por vecinos y representantes del parque. Funcionan de manera simultánea, con un enfoque territorial y resguardando las particularidades sociodemográficas de cada territorio. En ese contexto propusimos la orientación psicológica, más allá del tema duelo. El encierro, el estrés, haber perdido el negocio. Si bien no hubo tanta demanda por parte de las comunidades, fue muy bien recibido sentir que tienes un vecino en tu barrio, que se preocupa por ti. 

 

También trabajamos con diversas fundaciones y escuelas a través de voluntariado corporativo. Tenemos más de 3.000 horas de voluntariado al año y más de un tercio de los colaboradores participa activamente. Traspasamos parte de lo que sabemos hacer, como la construcción y habilitación de áreas verdes, a la comunidad, con el fin de generar espacios de encuentro más allá de los parques. Así sacamos nuestro propósito hacia afuera, compartiéndolo con quienes más necesitan. Hay fundaciones que no tenían áreas verdes, no tenían donde sentarse a compartir y nosotros habilitamos el área verde, le pusimos sombra, habilitamos espacios para los niños con juegos y banquitas. No se trata solamente de plantar árboles, hay una paisajista que está dedicada, diseña en conjunto con los beneficiarios.

 

Durante la pandemia, la mayoría de los lugares en donde hacemos voluntariado, han estado cerrados -como los colegios- o atienden población vulnerable -como residencias del SENAME o de adulto mayor-, por lo tanto no podíamos entrar. Lo que hicimos fue mantener contacto permanente con ellos, y mediante una redistribución del presupuesto, todo lo que estaba contemplado para las áreas verdes, lo destinamos a insumos que fueran necesarios para ellos. Hicimos donaciones de cajas de mercadería y de implementos de seguridad, principalmente mascarillas. También nos sumamos a otras iniciativas como Siempre por Chile, a través de la cual repartimos 100 cajas de mercadería a vecinos de Peñaflor y en coordinación con el Municipio de Huechuraba, entregamos 370 cajas de mercadería a las Mujeres Jefas de Hogar de El Barrero, además de otras ayudas que entregamos directamente a juntas de vecinos y fundaciones.

 

Adicionalmente, durante el mes de junio, impulsamos una iniciativa muy bonita junto a la Corporación 3xI, el concurso “Poesía en viaje”, en donde se invitaron a todos los poetas y escritores  de Chile a participar con poemas de autoría propia e inéditos, generando un espacio que le permitiera a las personas salir del encierro en forma de versos. La idea fue, que estos poemas consideraran temáticas relacionadas con el ciclo de la vida, la trascendencia y el legado. El jurado estuvo compuesto por las poetas Rosabetty Muñoz, Elvira Hernández, Paula Ilabaca; la periodista literaria Vivian Lavín, y los poetas Raúl Zurita, Elicura Chihuailaf y Manuel Silva Acevedo. Recibimos más de 1.700 poemas desde todos los pueblos, ciudades y comunas de nuestro país, logrando un éxito impensado para esta primera versión. El sábado 29 de agosto se realizó la premiación de los siete ganadores y las siete menciones honrosas.

 

La reapertura de los parques a los visitantes ha sido bastante impactante, hemos tenido muchas visitas. Los parques son un espacio de contención, donde las personas se atreven a demostrar sus emociones, a abrirse, llorar y compartir con sus seres queridos, son un lugar único en la ciudad. Desde ahí que era muy importante para las familias que habían tenido fallecidos durante este tiempo, poder ir y ver donde estaban. Es muy reparador para el tema del duelo. El fin de semana del 1 de noviembre, por un tema sanitario, el Ministerio del interior dispuso el cierre de todos los parques. Para poder responder a la necesidad de los visitantes, durante octubre instalamos paneles para escribir mensajes a sus seres queridos. Hicimos una gran campaña comunicacional para evitar que las visitas se concentraran sólo en un fin de semana.

 

Los ritos requieren necesariamente ser compartidos, sino dejan de ser ritos. Con la pandemia hemos visto cómo muchas personas están sufriendo por el tema de la soledad, y han sufrido por la incerteza de no poder estar ahí. Entonces, el poder compartir con quienes están sufriendo, le da todo el sentido a nuestro propósito. Me atrevería a decir que nunca habíamos dimensionado el alcance de nuestro propósito como ahora. El ser un lugar de encuentro es tremendamente significativo para la vida en sociedad, el poder ir a visitar a tus seres queridos, el poder hacer ceremonia de despedida, el poder estar ahí y compartir con otros. La capacidad de la empresa de haber podido adaptarse al contexto y haber logrado seguir siendo un lugar de encuentro, es lo que más valoro de lo que hemos hecho este año. 


Jacqueline Besoain, jefa de Sostenibilidad de Parque del Recuerdo.

¡Viva la interdependencia!

¿Quieres contactar a Sistema B o a los protagonistas de estas historias? 

volver al inicio