titulo_header.png
logoSB.jpg

volver al inicio

cruzdelsur.jpg

 el propósito,

  nuestra Cruz del Sur  

historias de empresas b

cumplo

Unimos cañerías financieras a través de la tecnología

38.jpg

Nuestro sueño es que las empresas se financien a tasas más justas y que todas las personas puedan ahorrar su dinero obteniendo rentabilidades atractivas para impulsar su crecimiento.

 

Cumplo tiene un propósito muy arraigado en el corazón y en la esencia de la empresa. Nacimos con un fuerte compromiso para hacer accesible el sistema financiero a las pymes con tasas justas y retornos atractivos para nuestros inversionistas. Y, lo más importante, todas las decisiones que tomamos están relacionadas con este propósito. Cuando vino la crisis social y la pandemia, tuvimos disminución en las ventas y los inversionistas disminuyeron su inversión para proteger sus retornos; sin embargo, a medida que fue pasando el tiempo los inversionistas vieron que nuestra plataforma no presentaba morosidad y que tenía un comportamiento estable, con lo que se retomó la confianza. Muchas pymes sufrieron, cerraron empresas, otras dejaron de emitir facturas y también aparecieron grandes empresas que se vieron con necesidades de financiamiento.

 

A principios del  año 2020, en este escenario de adversidad, estrechez económica y falta de liquidez en el sistema, nos sentamos a pensar qué hacer, ¿cómo hacer valer nuestro propósito?, ¿qué podíamos hacer distinto? Es así como surgió la idea de conectar directamente las necesidades de financiamiento de proveedores y empresas con grandes empresas y un inversionista externo. Unimos cañerías a través de la tecnología, buscando que las empresas, pymes o mipymes pudieran recibir de manera directa, rápida y simple el financiamiento que necesitaban, adelantando las facturas que las grandes empresas habían adquirido con ellas.

 

Desarrollamos una estrategia para buscar inversionistas, y grandes empresas que estuvieran dispuestas a facilitar la información para que pudiéramos darles financiamiento y liquidez de la manera más simple y expedita posible a sus proveedores. El objetivo entonces fue acortar la brecha a través de nuestra plataforma y financiar las facturas con dineros de terceros. “Yo (inversionista) te pago y luego la gran empresa me paga a mí”. Generamos una alianza, donde las grandes empresas, la pyme o los proveedores, y el inversionista, estuvieron de acuerdo. Cumplo los conectó gracias a su tecnología, lo que hizo que el costo financiero fuera bajísimo y los recursos se recibieran de forma rápida, segura y sin exceso de trámites.

 

Teníamos un modelo exitoso y probado, contábamos con el conocimiento operacional y la tecnología que nos da la capilaridad. Sin embargo, en el contexto económico que estábamos viviendo, sabíamos que había que pensar creativamente para seguir alcanzando nuestro propósito e impactar a las pymes de Chile. Algo teníamos que hacer diferente. Comenzamos hablando con grandes actores de la economía, AFPs, compañías de seguros, fondos de inversión, etc. Así es como llegamos a Moneda Asset Management, una Administradora General de Fondos de Inversión, con una gran trayectoria en el país y Latinoamérica, además de un fuerte compromiso con las inversiones de impacto. Les presentamos nuestra idea y se interesaron inmediatamente, lo que fue muy alentador. Juntos decidimos que Cumplo y Moneda formaríamos una dupla robusta. Ellos pondrían el know how financiero para poder acercarnos a todas las empresas grandes, y nosotros aportábamos el desarrollo tecnológico y operacional. Queríamos llegar a las 100 principales empresas del país, con lo que podíamos impactar entre 100.000 y 200.000 pymes. Para eso había que formar un fondo de US $200.000.000.

Cuando decidimos desarrollar este nuevo producto dimos un gran salto, y siempre el eje que nos movía era ser un punto de encuentro entre el pagador, el proveedor y el inversionista, para que el dinero fluyera de una manera rápida, fácil, simple y a bajo costo.

 

El segundo paso fue ir a tocar la puerta a los grandes del retail, eléctricas, mineras, salmoneras, entre otras, con el objeto que ellas pudieran ofrecerles a sus proveedores una alternativa de financiamiento distinta. Al hablar con las grandes empresas, nos dimos cuenta que estaban muy dispuestos a buscar alternativas que permita ayudar a sus proveedores. Ha sido muy enriquecedor ver la buena disposición por parte de las principales empresas del país, pues han encontrado en esta propuesta una respuesta a su intención de fortalecer la relación entre proveedores y clientes, proveyendo una alternativa de financiamiento que permita la sustentabilidad del proveedor en el tiempo construyendo una relación (cliente-proveedor) en el largo plazo.

 

Ahora estamos en la fase de completar este triángulo, partimos hablando con Moneda, luego con los pagadores y hoy estamos en un proceso de enrolar a los proveedores en nuestra plataforma, de tal manera que la información fluya de manera directa desde la gran empresa al proveedor. Ya se están realizando las primeras transacciones: hoy el proveedor recibe una notificación en su correo diciendo que la factura está confirmada y disponible para ser anticipada cuando estime conveniente, sólo necesita hacer un clic y recibe el dinero en un par de horas. 

 

No ha sido un proceso fácil, hemos tenido que salir a tocar puertas, conseguir inversionistas, convencer, presentarnos. Nos hemos acercado a las pymes para entender su realidad y, desde esa experiencia, construir la comunicación y desarrollo del producto. Hemos recorrido el camino junto con ellos, para hacer más accesible y simple el servicio. Ha requerido de una gran coordinación y trabajo, pero estamos convencidos que para desarrollar la economía del país, se necesita capital humano y financiamiento. 

 

Es un cambio de paradigma enorme, sobre todo para las pymes proveedoras, dado que se hace un traspaso del riesgo a las grandes empresas que cotizan en la bolsa y que tienen acceso a bancos y bajas tasas. Estamos disminuyendo brutalmente los costos de financiamiento, lo que les permite seguir creciendo. Nosotros somos un tercer actor que no gana en función de las tasas de interés, lo que nos ayuda a facilitar que las personas puedan encontrar la tasa más justa para esa transacción.

 

A nivel interno, tuvimos que adecuar los equipos, contratar nuevas personas, capacitar, trabajar en cómo comunicar este nuevo producto, cómo manejar la plataforma, etc. Una vez que nos organizamos, decidimos partir todas las mañanas con reuniones, de 10 - 15 minutos por áreas, para saber en qué estábamos a nivel laboral y personal. Además, iniciamos una dinámica en donde elegimos al “héroe de la semana”, a quien luego se le enviaba un regalo. También hemos realizado encuestas para monitorear la motivación y saber cómo está cada uno, tenemos un sistema de pausas activas, juegos, desayunos, cafés virtuales, entre otros.

 

En Cumplo buscamos oportunidades en donde todo el mundo ve problemas. Nos atrevemos a movernos, a levantar el teléfono, creemos que esto nos ayuda a ser cada vez mejores. Estamos convencidos que el financiamiento debería fluir como un gran sistema de regadío si solucionamos las dificultades, brechas e inequidades del sistema. Somos un equipo de personas que estamos trabajando con el corazón puesto en el propósito. Nos volcamos con energía y fuerza a llevar adelante este nuevo producto porque somos B y porque creemos que podemos hacer un cambio y abrirle una puerta a miles de proveedores en Chile. Un propósito claro nos ayuda a tener la flexibilidad necesaria para adaptarnos y entender muy bien hacia dónde movernos.


 

Carolina Montes, gerente Innovación de Productos de Cumplo.

¡Viva la interdependencia!

¿Quieres contactar a Sistema B o a los protagonistas de estas historias? 

volver al inicio