volver al inicio

 el propósito,

  nuestra Cruz del Sur  

historias de empresas b

awto

Valoramos aún más el equipo que tenemos

10.jpg

Queremos ser los mejores gestores de inteligencia en la movilidad para todos los que desean moverse de forma eficiente e inteligente. Entregando opciones para crear un sistema de transporte económico, práctico y social para los habitantes de la ciudad.

El fin de semana del 14 de marzo comenzó todo. Se le avisó al equipo que debían quedarse trabajando en sus casas. Sólo algunos fuimos a la oficina para poder organizarnos y definir los pasos a seguir. Hicimos un brainstorming y salieron varias iniciativas. En esa conversación nos dimos cuenta de que Awto era uno de los medios de transporte más seguros para el contexto en el que estábamos viviendo. Si bien es un auto que se comparte, al momento de arrendar un awto vas sol@ ya que tú lo manejas.

Awto es el primer car sharing de Chile. Muchas personas comparten un awto, pero no viajan juntos. Funciona a través de una aplicación, que mediante georreferencia indica dónde se encuentra el awto más cercano para que el usuario lo reserve. La puerta se abre a través de la app y entonces éste se desbloquea. Tenemos un control de reporte de daños y, al inicio o durante el viaje, se reserva estacionamiento para finalizar el servicio. Las llaves quedan dentro del awto y, mediante un Key Detector, logramos saber que quedaron dentro. Tenemos convenios con centros comerciales y también con las municipalidades, quienes nos entregan espacios en las calles, exclusivos para Awto.

Iniciamos un plan de apoyo a los usuarios, el cual contempló diversas acciones. Implementamos las máquinas sanitizadoras de Airlife, el equipo de flota salió a las calles para verificar que los awtos estuviesen acondicionados e instalaron alcohol gel. Entendiendo el contexto en el que estábamos, desde el primer día bajamos el precio por minuto estacionado. Quisimos seguir siendo una alternativa segura para quienes tenían que salir de todas formas. La gente podía ir al supermercado o a trabajar, quienes no pudieron hacer home office, de forma mucho más tranquila.

Tenemos una flota de 400 awtos, pero durante la pandemia se redujo el número porque muchos de los puntos estaban en malls o supermercados, por lo tanto, no se podían utilizar. En cuarentena los viajes bajaron en casi un 70%, pero debido a que no paramos al 100%, realizamos encuestas constantemente para saber quiénes seguían viajando con nosotros y por qué. Así fuimos estudiando cómo colaborar de la mejor forma.

Debido a la crisis económica tuvimos que implementar una política de reducción de sueldos, la cual se extendió por tres meses. Las reducciones se realizaron de forma diferenciada a los distintos tramos salariales, para el primer tramo fue de un 20%, para el segundo de un 15%, el tercero de un 10%, y quienes pertenecían al último tramo, asignamos un sueldo ético el cual no tuvo ningún tipo de reducción. No hubo desvinculaciones.  De hecho, hoy estamos incorporando nuevas personas para el área de tecnología, ya que Awto es una solución que se basa en un hardware y un software, que con o sin pandemia debe ser  actualizada para poder entregar el  mejor servicio. 

Hicimos reuniones virtuales de contención con todo el equipo. Somos más de 40 colaboradores, entre flota, call center, administración y las otras áreas. Fueron instancias muy necesarias para saber cómo estaba cada colaborador. Algunas personas nos ofrecimos para conectarnos con quien lo quisiera para poder trabajar “juntos”. Cada uno hacía su trabajo, pero te sentías más acompañado. Hubo mucha gente que estaba absolutamente sola, por lo tanto, era importante entregar compañía. Un día llegamos a ser cinco conectados, todos en silencio trabajando, pero sabías que había alguien más ahí.

Aprendimos a ser mucho más flexibles. Estábamos todos en nuestras casas, encerrados, sin poder salir, entonces el gerente comercial nos dejó muy claro que esto no era normal para nadie y que, si nos funcionaba mejor trabajar desde las 11 de la mañana, estaba perfecto, no pasaba nada. Si bien trabajábamos a horas similares, cada uno tenía su ritmo. A cada uno se nos dieron las facilidades que requeríamos y, asimismo, todos respondimos en función de nuestro trabajo y nuestras responsabilidades. 

En Awto nos movemos para mover gente de forma inteligente y, puntualmente este año, quisimos colaborar para que el traslado de las personas en pandemia, fuera lo más eficiente y seguro posible. Tenemos tres pilares, lo económico, lo práctico y lo social. Nuestro aporte se traduce en compensar la huella de carbono de toda nuestra flota de awtos y también apostamos por ver menos autos particulares en la ciudad. 

Además de la reducción del valor del minuto, entregamos horas gratis a los funcionarios de la salud, hicimos arriendos mensuales, nos metimos en el mundo del delivery, entregando precios muy económicos para quienes no tenían auto. También suspendimos la membresía de quienes pagaban un valor mensual, no tenía sentido seguir cobrándoles si sabíamos que las personas no estaban saliendo. 

Comunicacionalmente quisimos entregar un mensaje de responsabilidad. Le dijimos a nuestros usuarios, “quédate en casa, y si tienes que salir, hazlo de forma segura”. Aquí está Awto, tenemos alcohol gel y los primeros cinco minutos son gratis para que puedan desinfectar las superficies del awto en caso de que quisiesen. Intentamos dar todas las facilidades posibles, porque la pandemia ha sido  dura para todos.

A nivel interno, logramos mejorar nuestra capacidad de respuesta. Siempre hemos sido rápidos a la hora de entregar una solución, en la oficina somos un equipo chico y estamos todos cerca, pero esto nos ayudó a alinearnos aún más en lo que teníamos que hacer. Vimos que el engranaje funcionaba bien y supimos valorar el lindo equipo que tenemos. Nos echamos de menos, nos dimos ánimo y estuvimos siempre preocupados de nosotros. 

El 50% de la empresa sigue en homeoffice, y lo vamos a mantener. Hoy día, quienes no pueden venir caminando, en bicicleta, awto o auto particular, se han quedado trabajando en sus casas. No queremos exponer a nadie en el transporte público. El homeoffice llegó para quedarse, entrega muchísima flexibilidad y en Awto la hemos valorado un montón. 

Fabiana De Nobrega, Digital Marketing Specialist de Awto.

¡Viva la interdependencia!

¿Quieres contactar a Sistema B o a los protagonistas de estas historias? 

volver al inicio