titulo_header.png
logoSB.jpg

volver al inicio

cruzdelsur.jpg

 el propósito,

  nuestra Cruz del Sur  

ALMACIGUERA

Formación y asociatividad con otras Empresas B

4.jpg

historias de empresas b

Trabajamos con la convicción de contribuir a la sostenibilidad del sur de Chile, gestionando el impacto social y ambiental que generan las empresas con su operación.

 

Almaciguera es una consultora de sostenibilidad con sede en Puerto Varas. La incertidumbre comenzó el 2019  con el estallido social. En este contexto, la sostenibilidad es un tema que ha ido apareciendo cada vez más desde las demandas de la ciudadanía, y el estallido social de alguna manera se hizo cargo de estos temas. En un comienzo, las empresas estuvieron expectantes, no sabían qué hacer, pero con el correr de los meses se decidieron y comenzó la demanda por abordar dicha temática.

Tuvimos que adecuar  la forma de trabajar, pasar al teletrabajo, lo que claramente conlleva desafíos. Nosotros trabajamos con clientes que están ubicados en zonas de difícil accesibilidad, con mala señal de internet y también con personas de distintas edades, lo que hace que la brecha digital se acentúe mucho en ciertos casos. Somos dos personas que trabajamos full time y una persona que trabaja con nosotros de forma temporal. Actualmente tenemos siete clientes, lo que implica un gran desafío. 

 

Nos hemos dado cuenta de que los empresarios y emprendedores se están cuestionando más que antes cómo están llevando adelante su trabajo y qué es lo que hay que cambiar en el quehacer de la empresa. Y por otra parte, los grandes fondos de inversión a nivel mundial están exigiendo impacto social y ambiental a los proyectos que apoyan, por lo que  se ha ido generando un ciclo virtuoso que a nosotros por supuesto que nos favorece.

 

Este tiempo también nos dio la posibilidad de estudiar. Hicimos un curso de Reporte de Sostenibilidad impartido por  Acción Empresa en formato online, el cual se hacía originalmente en  Santiago. La virtualidad democratiza, la modalidad a distancia permitió que participara gente de todas partes. La formación fue muy buena y nos permitió diversificar el servicio, desarrollamos una nueva línea de negocios y hoy estamos partiendo con el primer cliente, proyecto para el cual nos aliamos con Nodo, una de las 12 Empresas B de  Puerto Varas,  también dedicados a la sostenibilidad.

 

Otra iniciativa de este año fue junto a seis Empresas B -Nodo, Patagua, Restaurante Espantapájaros, Veo Más, Bird Chile y Singulares-, postulamos a un fondo de Corfo para armar una “red asociativa” con el fin de potenciar nuestras marcas, y lo ganamos. Lo que buscamos es que las empresas, de forma asociativa, puedan impulsar  sus productos y servicios. Ha sido un gran desafío porque las redes asociativas que hay en Chile son de productos relacionados, pero nosotros, tenemos empresas de reclutamiento y selección, de gestión hídrica, consultoras y restaurantes, entonces hemos tenido que pensar cómo impulsamos todo esto de forma integrada. Decidimos que lo que haremos, es impulsar la sostenibilidad como concepto, en el Sur de Chile, desde distintas aristas. Ya levantamos el diagnóstico y ahora viene la implementación de las mejoras que propusimos. Esperamos desarrollar una página web y una escuela de sostenibilidad virtual.

 

Durante este tiempo, nuestro propósito se ha potenciado. Seguimos en la labor evangelizadora de llevar la sostenibilidad a las empresas del Sur. En cuanto a los aprendizajes que hemos logrado en este período, destaco la flexibilidad, entender que estamos trabajando desde las casas, con nuestras familias. Hay veces que quisiéramos trabajar de una forma pero no podemos porque aparecen seres humanos pidiéndote atención, entonces no queda más que ampliar la paciencia,  y no solo a nivel equipo, si no también con los clientes, que están en la misma situación. Flexibilidad, tolerancia, respeto y capacidad de escucha. 

 

La modalidad de trabajo a distancia ha abierto la conversación acerca de cómo este formato nos puede ayudar en la reducción de la huella de carbono respecto del ahorro de energía en los tiempos de traslado, no solo hacia la oficina, sino a todas las reuniones y compromisos a los cuales debíamos asistir de forma presencial. Sin duda la virtualidad llegó para quedarse.


 

Natalia Wilhelm, coordinadora de proyectos Almaciguera.

¡Viva la interdependencia!

¿Quieres contactar a Sistema B o a los protagonistas de estas historias? 

volver al inicio